Bienvenid@s

Bienvenid@s

Desde el Alma les doy la Bienvenida...!

Es mi deseo que sientan comodidad, calidez y felicidad compartiendo "Desde El Alma" , sin discriminaciones de credos, razas y tanto más ...volcando con cariño lo que cada uno siente, sabe y desea aportar...con mucho respeto, humildad, humanidad, sin competitividad, en paz y con amor...!!

Deseo aclarar que todo lo que leerán en "Desde El Alma"- desde mi- poemas, reflexiones y tanto más ... son de mi autoría, ya que están registrados en la Dirección General Del Derecho De Autor .

En caso de subir material de distintos Escritores- Poetas, artístas Plásticos y otros ... se hará constar el nombre del Autor correspondiente.

"Desde el Alma" es creación de la escritora Lilian Beatriz Epstein Gel quien no acepto el plagio...
Los Derechos de unos terminan cuando comienzan los Derechos de los otros... el respeto es la base de la lealtad, de la cordialidad, de la unión.

Esta línea de conducta es condición irrevocable para ser integrante en... "Desde el Alma"

"Respetar para ser respetado"

"Valorar para ser valorado"

"Ser y dejar ser"


Queridos amigos y amigas...

BIENVENIDO@S ...

siéntanse en su casa...!!


Gracias mil por ser y estar
Denme sus manos ...tomen las mías...!!

Besos y sonrisas muy azules
Lilian


------------------------------




Poemas de mi autoría narrados por el poeta Carles Gova desde Guatemala











Gracias mil amigo...!


domingo, 4 de julio de 2010

"Amor con condiciones"






                                  “Amor con condiciones”

Filomena recibe una nota de Pancracio felicitándola por un importante logro de ella. Filomena agradece por la misma vía y él contesta entablando una charla por medio del Chat. Ella se entera quien es él, por lo que el mismo le cuenta. Pancracio le comunica que le gustaría conocerla. Filomena se da cuenta que el hombre la esta cortejando pero no le importa ya que desea conocerlo debido a que le resulto muy interesante  su actividad y entiende que él podrá explicársela mejor si se conocen personalmente.
Concretan  una cita y se encuentran.
La charla fue amena e interesante hasta que él le confiesa que esta interesado en ella…que le gustaría comenzar una relación.
Filomena pensó que el hombre iba muy rápido… ella había presentido algo cuando hablaban por el chat…aunque Pancracio trato de disimularlo muy bien.
Pero lo terrible fue que ella comenzó a sentir, por él, el  mismo interés…no deseaba que él se diese cuenta ya que entendía era demasiado pronto.
Pancracio le comenta que, meses atrás, tuvo una relación con una mujer que dejo porque no lo dejaba tranquilo ya que era muy posesiva y celosa
Filomena le contesto y comenzó un diálogo más fluido:
-        Eso es terrible ya que, según mi entender, sucede cuando no se tiene  seguridad en si mismo. Aunque también sucede cuando el hombre, no se si sea el caso, le da motivos para ello.
-        Yo no se los di…solamente pretendía que me no me llamara todos los días, que me deje trabajar tranquilo, que no me abrumara.
-        Pero si dos personas se quieren, se aman es lógico que deseen sentir –aunque sea-una palabra dulce por teléfono. Sentir que tanto el uno como el otro se extrañan. Tampoco una cosa enfermiza…pero un llamado por la mañana- si no viven juntos- y otro por la noche…-lo digo como ejemplo- no lo considero acoso si realmente el interés es mutuo. Si- como dicen – hay piel química. Es importante respetar los tiempos de cada uno. Entiendo que al iniciar una relación es con miras al futuro. Aunque la experiencia me dice que el futuro es incierto… pero el que no tiene esperanzas positivas debe quedarse solo. No debe, ni siquiera, tratar de seducir a nadie ya que esta mintiendo y hace daño.
-        ¿Y eso por qué? Hay que vivir el momento y el tiempo dirá
-        Pero amigo… ¡de que tiempo me hablas si le cierras las puertas de inmediato! Ninguna mujer digna desea vivir un momento; no comienza una relación sentimental por un momento sino con la ilusión de que el tiempo, el día a día los unirá más y más.
-        No es mi caso…yo no pienso así…
-        Entonces tú sólo deseas saciar tu sed pasional y para eso debes dirigirte a otro tipo de mujeres.
-        Eso es una antigüedad
-        No, eso se llama dignidad, respeto por ti y por el prójimo ya que cada uno sabe como desea vivir. Personalmente no me interesa ese tipo de relaciones…es que ni siquiera podría disfrutar de ese momento pasional ya que no me sentiría querida, amada. ¡No!...solamente deseada para ese momento… un vulgar objeto sexual. ¡No! no es para mí…respeto tu forma de sentir y pensar pero no lo comparto…definitivamente… ¡no!
-        Bueno…tampoco lo tomes así… ¡yo soy un caballero!
-        ¿Sabes?, después de esta charla ni se si podremos ser amigos
-        Pero tu me gustas y yo te gusto
-        Si es verdad…pero ya estaba soñando con un bellísimo futuro que a ti no te interesa. Ningún hombre- por lo menos a mi- puede imponerme condiciones para amar. Sé como soy, me conozco muy bien y sufriría mucho. No deseo sufrir ni hacer sufrir. Entiendo que seria dañarme a sabiendas. A veces podemos – en un momento de arrebato – no querer aceptar lo que sabemos anticipadamente…pero luego ¿qué?
-        Piénsalo y si deseas hablar conmigo llámame
-        Lo mismo te digo a ti y te enviare tres de mis trabajos para que me contestes si te sirven o no. Después de todo nos encontramos para conocernos y hablar de trabajo. Y ahora me retiro ya que es muy tarde.
-        Es lamentable …llámame cuando llegues
-        Así lo haré.

Filomena llego a su casa y lo llamo como se lo había prometido.  Él la atendió bastante indiferente. Toda la dulzura que le había demostrado para convencerla se había desvanecido. No obstante ella le envío sus tres trabajos tal como se había comprometido a hacerlo. Pancracio tenía que evaluarlos y contestarle.
Ella esperaba ansiosamente la respuesta ya que le interesaba saber su opinión al respecto de lo que le había enviado…pero no contestaba.
También pensaba en todo lo que habían hablado, respecto a la pareja, relaciones…
Consideraba que él la llamaría. Pero llego la tardecita y no llamaba… Por lo tanto- había quedado bastante flechada aunque no habían llegado a un entendimiento- con la excusa del trabajo lo llamo.
-        Hola
-        Hola, disculpa la molestia pero me interesaba saber si habías leído la letra de la canción y escuchado mis grabaciones. Te las envíe hace dos días.
-        Estoy trabajando mucho… ¡sí!, puede servir…Pero de igual forma tengo que leerlo y escucharlo nuevamente.
-        Dime…para no molestarte si debo enviarlo a otra persona. No, esta bien…todo  lo envías  y sólo a mi.
-        Bueno…cuando me confirmes que es viable te enviare algo más
Se saludaron y no supo más de él…ni siquiera la respuesta por los trabajos que le había enviado.
Filomena ya ni pensaba en sus trabajos pero no podía convencerse de que poco valor tenía la dulzura, el amor, el respeto, la humildad y tanto más respecto de la pareja, y se preguntaba:
-        ¿Cómo puede ser? ¿Es posible que si un hombre esta interesado en continuar una relación imponga condiciones para amar, querer? ¡Qué locura! Pero, caramba, si hay algo que nadie puede prohibir es que lo quieran, que lo amen. ¿Quién me puede prohibir que quiera, que ame con todo mí ser? Nadie, ni siquiera la persona a la que amo y no me ama…ese es mi problema o mi placer y no de esa persona que impone condiciones. ¿Qué esta pasando…estamos todos locos? ¿Cómo pueden condicionarme, pedirme que no me involucre? ¿Qué hombre o mujer – que se precie de serlo- no recibe palabras dulces, cariñosas, amorosas con alegría? El saber que la persona a quien él ama le corresponde de la misma forma, manera – entiendo –debe de hacerlo sentir pleno…sumamente feliz. Recibir un llamado diciéndole: - ¿Cómo estas amor? Te extrañaba…deseaba escuchar tu voz antes de dormirme para sentirme arrullada por ti. (O viceversa). La verdad es que es inentendible. Y lo peor es que se quejan de la soledad en que viven. Y bueno…allá ellos. He llegado a la conclusión de que tienen todo para ser felices y lo tiran a la basura.  Y… ¿de qué se quejan? ¿Cómo se puede conocer a una persona si no permites que se contacte contigo ni tú te contactes con ella? Lamentablemente hay muchos Pancracio. Solamente se quejan, critican  y ni saben porque lo hacen… aunque creo que si lo saben y es porque están enojados con ellos mismos y, por ende, enojados con el mundo. El conocimiento lleva su tiempo pero no se necesita mucho tiempo para conocer una persona promiscua, soberbia. ¡Es increíble la desfachatez que tienen! “ Estoy contigo cuando yo quiero, no me llames si tu quieres estar conmigo y menos para decirme que me quieres, me amas, me extrañas y esas cosas”
Filomena se sentía agredida. Tenía ganas de llamarlo y decirle…pero no lo llamo aunque en voz alta y mirando el teléfono se desahogó…
-        Oye amigo, ¿quién te crees que eres?
Sé inteligente y sabe con quien tratas…para ello no se necesita demasiado tiempo.
Y… ¿sabes?...todavía pienso que hay algo que no me has contado y por ese motivo procedes de tal manera. Me niego a creer en que seas tan insensible y soberbio.
Filomena…seguía escribiendo y como no se le pasaba la impotencia de no poder escuchar lo que él le contestaba termino con la siguiente frase: 

“Ah…me olvidaba…agradezco el haberte conocido ya que me has dado letra para mi nueva canción”
                



Cualquier parecido con la realidad es simple coincidencia


Lilian B. Epstein – Derechos Reservados


                -------------------------------------------------------------------
                      


                                          “Condicionamientos”

No puedo entender los condicionamientos que quieren imponer algunas personas.
Me estoy refiriendo a las demostraciones de amor, cariño, dulzura de y en una pareja.
Por suerte o por desgracia…el vivir la vida, a  veces, nos lleva a experiencias no muy felices y…a pesar de esas experiencias no cambiamos, seguimos creyendo en el prójimo, seguimos siendo tal cual somos. No podemos quitarnos ni queremos creer que todas las personas tienen que ser malas, mentirosas, dañinas.
El tiempo va pasando y nos encontramos con todo tipo de personas que hablan, dicen pero…siempre muestran algún detalle que nos hace dudar. Ese algo que nos desagrada, ese algo que nos dice que están mintiendo, ese algo que nos alerta “¡cuidado! …no es lo que parece o dice ser y - debido a ello – tomamos decisiones, las que llamo drásticas.
Nos damos cuenta que estamos a la defensiva, somos más pensantes, reflexivos antes de tomar decisiones. No somos infalibles, también nos podemos equivocar y juzgar mal a la otra persona…pensamos y nos decimos:-no se puede vivir así…siempre preparados para esquivar el golpe, el dolor. Y sí…somos humanos y aunque tomemos todos los recaudos podemos volver a caer en, tal vez, algo similar a lo sufrido.
Aunque escuchamos, reflexionamos y más…los momentos a vivir y siempre refiriéndome a la relación hombre y mujer.
Llegamos a cierta edad donde los noviazgos no suelen llevar mucho tiempo. Tenemos un espíritu  joven -deseamos vivir intensamente- pero ya no somos adolescentes.
Por lo general sufrimos soledad de amor. Queremos encontrar el hombre o mujer- según el caso-que nos quiera, ame y a quien querer y amar.
Pero lo más importante es darse cuenta que no queremos que nadie sea el tapón de nuestra soledad de amor y que no deseamos ni pondremos condicionamientos extremos y…hasta…yo los llamaría absurdos, ridículos.


Lilian B. Epstein – Derechos Reservados

4 comentarios:

  1. Es sublime Lilian, aletea una fragante espiritualidad que eleva los sentidos y aleja lo vulgar, es un poema exquisito amiga mía.
    Sigue vigente este blogs?
    Espero que si!!!
    besitos
    Amalia

    ResponderEliminar
  2. un placer entrar y seguir desde ahora este hermoso blog buenas tardes y amigas desde hoy
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  3. Amalia querida, gracias mil por tus bellas y sensibles palabras ,amiga querida.
    El blog sigue vigente, estuve bastante atareada pero ya he vuelto.
    Cuídate tqm
    Besos y sonrisas muy azules
    Lilian

    ResponderEliminar
  4. Marina, mil disculpas por la tardanza ,amiga
    Gracias mil por tus bellas palabras
    Dame tu mano...toma la mía...!
    Besos y sonrisas muy azules
    Lilian

    ResponderEliminar

A pesar de todo...!

A pesar de todo...!
Se ha producido un error en este gadget.