Bienvenid@s

Bienvenid@s

Desde el Alma les doy la Bienvenida...!

Es mi deseo que sientan comodidad, calidez y felicidad compartiendo "Desde El Alma" , sin discriminaciones de credos, razas y tanto más ...volcando con cariño lo que cada uno siente, sabe y desea aportar...con mucho respeto, humildad, humanidad, sin competitividad, en paz y con amor...!!

Deseo aclarar que todo lo que leerán en "Desde El Alma"- desde mi- poemas, reflexiones y tanto más ... son de mi autoría, ya que están registrados en la Dirección General Del Derecho De Autor .

En caso de subir material de distintos Escritores- Poetas, artístas Plásticos y otros ... se hará constar el nombre del Autor correspondiente.

"Desde el Alma" es creación de la escritora Lilian Beatriz Epstein Gel quien no acepto el plagio...
Los Derechos de unos terminan cuando comienzan los Derechos de los otros... el respeto es la base de la lealtad, de la cordialidad, de la unión.

Esta línea de conducta es condición irrevocable para ser integrante en... "Desde el Alma"

"Respetar para ser respetado"

"Valorar para ser valorado"

"Ser y dejar ser"


Queridos amigos y amigas...

BIENVENIDO@S ...

siéntanse en su casa...!!


Gracias mil por ser y estar
Denme sus manos ...tomen las mías...!!

Besos y sonrisas muy azules
Lilian


------------------------------




Poemas de mi autoría narrados por el poeta Carles Gova desde Guatemala











Gracias mil amigo...!


viernes, 14 de enero de 2011

Escuchando a mi Conciencia y mi Razón




Escuchando a mi Conciencia y mi Razón




Un noche como tantas otras – después de darme una ducha- retire la colcha de mi cama y

levante la sábana con la que me iba a cubrir.

Me acosté, apague la luz, cerré mis ojos mientras -estirándome en la cama- canciones románticas escuchaba de mi radio despertador. Y así... me deje llevar a un dormir relajado y placentero.

De pronto escucho que dialogan dentro de mi… ¡eran la Conciencia y la Razón…!

Las escuche atentamente…

- Dime razón, ¿por qué la justicia es tan mal vista, por tanta gente…esos que pregonan la justicia y son tan injustos…esos que pregonan la amistad y ante lo que nos le conviene desaparecen… se van, por qué utilizan la justicia con la injusticia?

- Hay muchas personas que son así, que actúan de ese modo ya que ni siquiera piden explicaciones y si se las quieres dar no desean escucharlas- es como bien has dicho- sólo

buscan su conveniencia y si no la consiguen se esfuman sin decir palabra y… es porque saben

que no lo podrán o no lo han podido lograr ya que se dieron

cuenta que te riges por principios, líneas, normas de conducta y de ahí no te sacarán.

- Y ¿por qué si soy conciente de que no todo es como deseo sigo adelante?

- Porque yo te impulso

- Y... ¿por qué me impulsas?

- Porque te basas en la honestidad en todos los ordenes de tu vivir

- Muchas veces lloro por las injusticias que sufro y veo

- Jamás te dejare caer ya que eres una Conciencia sana y se lo que te hace sufrir como, también lo que te hace feliz

- A veces… me siento muy sola en esta lucha por el Amor y la Paz pero me digo que

tengo que seguir

- Ya te lo he dicho... ¡no dejare que claudiques!

- Siento que falta mucha justicia y amor en el mundo. Me angustio por ello. Sé que–a veces–

río por no llorar.

- Para eso esta la Razón y esa soy yo… No en vano estamos charlando.

- Dime, ¿qué sabes tú de mí?

- ¡Mucho!, pero no te diré que, ya que tú me lo tienes que decir para que yo actúe

- Pero yo no te dije que quería equivocarme, sufrir y… ¡algunas veces me equivoque!

- Es que solamente te escuchaste a ti y no a mi

- Sabes? He sufrido mucho y hay momentos que me reprimo por temor a volver a sufrir.

Pero eso pasa y vuelvo a creer…es espantoso vivir sin creer en el prójimo… ¿qué culpa tiene

otro del mal recibido por otras personas?

- Es que ahí he entrado yo…la Razón. No te has dado cuenta pero somos muy amigas y

ya caminamos de la mano. Eres Conciencia… por lo tanto, conciente y razonas porque estoy

a tu lado

- ¡Qué verdad has dicho! ¿Sabes?, muchas veces sentí miedo por mi soledad, no estaba acostumbrada aunque… que feo fue vivir rodeada de seres queridos y – a pesar de ello- sentirme extremadamente sola.

- Conciencia, tú me has llamado y te explique que la soledad acompañada no era buena…

pero no debías sentirte sola cuando sólo te rodeaban las paredes ya que necesitabas esa

soledad para que te encontraras contigo misma.

- Es verdad…me siento en paz, segura conmigo misma y ya comencé a creer en las personas.

- ¡Epa!, no me pongas mal…tienes que creer en los que se merecen que se les crea.

Mucho cuidado con eso…abre bien los ojos y oídos ya que no todas las personas son fiables.

- Es verdad…¡también lo sé! Y yo me pregunto: ¿por qué tanta maldad, miseria,

promiscuidad, guerras, niños desnutridos, matrimonios o parejas que se separan teniendo

niños pequeñitos que sufren por la falta de su padre o su madre ya que no es lo mismo

visitarlos que convivir con ellos… por qué la discriminación de credos, razas, culturas y al fin...todos somos seres humanos, ¡es tan dificil dialogar con respeto...! ¿Por qué el dinero puede

- en algunos casos y no son los menos- más que los valores del buen ser humano?...mmm...

¡cuáno más podría preguntar! Todas las personas tienen Conciencia y Razón!

¿Qué pasa... no son concientes, no razonan?

- No faltas a la verdad…pero hay algunos que esconden su Conciencia para

autoconvencerse que lo que piensan, dicen, hacen…esta bien debido a que les conviene

que así sea. La Razón no es amiga de su Conciencia, van por caminos separados.

- ¡Esos no tienen Conciencia!

- Si la tienen pero… ¡no la escuchan!

- Y… ¿por qué la Razón no les ayuda a recuperar su Conciencia?

- Ya te lo he dicho…no se llevan bien y cada uno va por lados diferentes.

La Conciencia se esconde y la Razón sigue por mal camino

- No entiendo

- Oye, la Conciencia y la Razón vamos juntas ya que si se deja sola a la Razón…mmm…

ella puede hacer desastres. Recuerda: “La Razón tiene razones que el corazón no comprende”

Eso pasa porque la Conciencia no aparece y la Razón se marea.

- Mmm...¡ya entendí! Me da mucha tristeza ya que los que esconden la Conciencia- no la quieren escuchar- obligan a la Razón a hacer cosas malas.

- Ni más ni menos… ¡tú lo has dicho! Es por ello que debemos seguir muy juntas ya que

la Razón sin la Conciencia… no siempre va por el camino correcto.

- Ven Razón… ¡déjame abrazarte!

- Pero… ¿no has entendido que sin ti puedo ser muy mala? ¡Qué sería de mí sin ti Conciencia!

Por favor, primero… ¡déjame abrazarte a ti!

- Hagamos una cosa…nos abrazamos juntas y seguimos de la mano por el camino de la vida.

- ¿Sabes?, las dos nos necesitamos y te doy las gracias por no dejarme sola, aunque…

¡cómo me haces trabajar amiga Conciencia…!

- Aja, ja…no quería molestarte pero me encanto charlar contigo. Ahora vamos a dormir

que mañana debemos seguir trabajando juntas… Shhhh, Razón no hagas ruido para no despertar

a la Sabiduría… ella debe descansar ,también, así mañana sigue trabajando y…¡para bien!

- Dulces sueños y un muy bello despertar Razón…

- Lo mismo te deseo Conciencia…

- Y así… con mi Conciencia y mi Razón nos dormimos plácidamente…





Moraleja:

Escucha a tu Conciencia y no perderás a la Razón





Emociones del Alma
Lilian B. Epstein
Derecho de autor Nº 902526


Imagen de Internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A pesar de todo...!

A pesar de todo...!
Se ha producido un error en este gadget.