Bienvenid@s

Bienvenid@s

Desde el Alma les doy la Bienvenida...!

Es mi deseo que sientan comodidad, calidez y felicidad compartiendo "Desde El Alma" , sin discriminaciones de credos, razas y tanto más ...volcando con cariño lo que cada uno siente, sabe y desea aportar...con mucho respeto, humildad, humanidad, sin competitividad, en paz y con amor...!!

Deseo aclarar que todo lo que leerán en "Desde El Alma"- desde mi- poemas, reflexiones y tanto más ... son de mi autoría, ya que están registrados en la Dirección General Del Derecho De Autor .

En caso de subir material de distintos Escritores- Poetas, artístas Plásticos y otros ... se hará constar el nombre del Autor correspondiente.

"Desde el Alma" es creación de la escritora Lilian Beatriz Epstein Gel quien no acepto el plagio...
Los Derechos de unos terminan cuando comienzan los Derechos de los otros... el respeto es la base de la lealtad, de la cordialidad, de la unión.

Esta línea de conducta es condición irrevocable para ser integrante en... "Desde el Alma"

"Respetar para ser respetado"

"Valorar para ser valorado"

"Ser y dejar ser"


Queridos amigos y amigas...

BIENVENIDO@S ...

siéntanse en su casa...!!


Gracias mil por ser y estar
Denme sus manos ...tomen las mías...!!

Besos y sonrisas muy azules
Lilian


------------------------------




Poemas de mi autoría narrados por el poeta Carles Gova desde Guatemala











Gracias mil amigo...!


miércoles, 26 de enero de 2011

Miedo, promiscuidad, machismo…¿no involucrarse es la cuestión?

- Hola, ¿cómo estás preciosa?
- ¿Quien habla?, creo que se equivoco de número
Corte el llamado cerrando mi celular, el cual suena nuevamente a los segundos y atiendo
- Por favor, no me cortes…no seas mala
- Escuche señor, yo no se quien es usted y -por lo tanto - no me interesa hablar con desconocidos.
- No me cortes, ¡por favor…!
- Diga quien es y de donde me conoce
- Soy Fulgencio, tú amigo… ¿no me recuerdas? Nos conocimos en la cubierta del barco…cuando viajábamos en el crucero.
- Sí!, ahora te recuerdo… ¿cómo estás ,que es de tu vida?
- ¡Siempre pensando en ti!
- ¿y eso por qué?
- ¿No recuerdas que me enamore de ti?
- No, la verdad es que no me había dado cuenta
- ¡Vamos!, te dije tantas cosas lindas y románticas… ¿sigues tan bonita e interesante como cuando te conocí?
- Bueno… es una pregunta que no puedo responder,… ja, ja… eso lo deberá decir el que así le parecí cuando me conoció. La verdad es que ni me acordaba de ti…es que no me has llamado por mucho tiempo.
- ¿Cuándo tomamos un café?
- Déjame ver mi agenda…
La verdad es que me hice la interesante ya que no tenía ningún problema en salir a su encuentro en ese mismo momento.
- Oye, puede ser mañana pero a partir de las 20.30 hs.
- Correcto…podemos encontrarnos en la confitería de la Avenida Libertador, tomamos algo, charlamos y luego –si lo deseas – vamos a cenar. ¿Te parece bien?
- Buenísimo, allí nos encontraremos
- No me falles…estaré esperándote…!
- Cuando me comprometo no fallo, amigo. Sólo te pido que me esperes si no llego a la hora exacta ya que en 10 ó 15 minutos más, por el tránsito, ¿sabes?, estaré llegando
- Por supuesto… ¡ya te estoy esperando, ni te imaginas cuanto he estado pensando en ti…! Recibe un beso y un fuerte abrazo
- Gracias, amigo, nos estamos viendo… ¡hasta mañana!
Cuando corte vino a mi recuerdo ese viaje, un bello crucero…mmm…éste hombre no paraba de galantearme. No olvido que comimos, bailamos y recorrimos varios lugares juntos. Me gustaba el hombre pero- en aquel momento- lo consideré demasiado soberbio… eso no me gustaba para nada.
Pero – a pesar de ello- esperaba ansiosa ese encuentro.
Por la mañana del otro día –día de la cita- volvió a llamar para recordarme que me iba a estar esperando y, también, para decirme que había soñado conmigo.
Guauuuuuuuuuuuu…ja aja ja …no me desagrado lo que me dijo- aunque no hubiese sido cierto- , me reí y le conteste que estaría en el lugar y hora indicada.
A las 20.40hs. estuve en el lugar. Él me estaba esperando en la puerta de la confitería. Nos saludamos con un beso en la mejilla
- ¡Qué belleza, sigues igual!
- Gracias…eres muy halagador…
Nos sentamos a tomar café mientras me comentaba, que él consideraba- si yo aceptaba- ir a cenar a un lugar muy hermoso donde podíamos ver un show y bailar esos boleros que tanto me gustaban. Sonriendo dijo:
- ¡Estoy feliz, la noche es nuestra!, ¡Estás divina, ¿aceptas?
- Bueno hombre (sonriéndole), ¿no te parece que vas muy rápido?
- ¡No!, te he dicho que estoy feliz, .es que… ¡tenemos piel, química! No me digas que no, ¡por favor!
- Oye… no digo ni que no ni que sí… ,pero disculpa mi pregunta: ¿cuál es tu idea, a donde quieres llegar?
Mirándome fijamente a los ojos me dijo:
- Deseo que seamos pareja
- Te he dicho que – considero- vas muy rápido. Primeramente tenemos que hablar al respecto
- Lo hablamos en el Crucero, ¿recuerdas? Sé que no eres mujer de momentos y nada fácil por cierto…. ( reía)
- Sí lo recuerdo perfectamente y no es lo que pretendo.
- Acepta mi invitación y vamos a cenar, bailar…
- OK, acepto
El volver a verlo y escuchándolo – mientras nos mirábamos a los ojos – me resultaba excitante. Me tomo de las manos, mientras me decía:
- ¿Tú sabes lo que te he extrañado, cuanto he pensado en ti? Quería llamarte y no podía encontrar tu teléfono, llame hasta la empresa de turismo y no me lo querían dar… pero busque y busque tanto entre mis papeles que lo encontré e inmediatamente te llame. ¡Qué maravillosos fue sentir tu voz!
Lo escuchaba atónita -como atontada- no era el hombre soberbio que había conocido en el crucero…era dulce, romántico y lo que no había cambiado era su presencia tan varonil y elegante.
Tomamos café, luego caminamos, hablamos hasta por los codos y… ¡cómo nos reíamos!...recordando aquel bellísimo viaje. Luego cenamos, vimos el show, bailamos y… me pide que pasemos la noche juntos.
Era de esperar pero había algo que me impedía decirle que si
- Antes tenemos que aclarar algo ya que tu bien sabes cuales son mis principios
- Vamos… déjate de tonterías, vivamos el momento…lo pasaremos súper bien.
- Oye… ¡esto para mi no es normal ya que no soy objeto sexual de nadie!
- Pero… ¡cómo me dices semejante cosa!
- Tu propuesta no me satisface, es promiscua.
- Realmente eres muy difícil…pero vamos a tomar un café y lo charlamos…
- Correcto, vamos…
Fuimos a un lugar muy exótico… todo a media luz con rinconeros y mesitas bajas (sin sillas) Muy intimo, sensual, ¡bellísimo!
Nos sentamos…trato de abrazarme y le pedí que me escuchara, lo cual aceptó
- Cuando inicio una relación es porque- por supuesto- me gusta la persona y siento algo en mi que me hace quererlo y – aunque te parezca mentira- una tontería quizá, también siento que lo amo. Soy una mujer que piensa en el futuro….ya me veo caminando contigo en la playa, muy abrazados, besándonos, olvidándonos del mundo.
- Pero eso puede llegar con el tiempo
- Así es
- Como te lo he dicho hay que vivir el momento…yo no estoy pensando en el futuro… ¡ni siquiera en mañana!
- Ese es el problema. Ya que yo no estoy llamando a la muerte, ella llega sola sin avisar… no lo dudes. Me siento con muchas ganas de vivir y no solamente vivo el hoy sino miro y vivo hacia el futuro también. Si inicio una relación, seguramente lo haré con miras al futuro aunque reconozco que- él - es incierto. No existe el futuro fehacientemente cierto, perfecto pero…mmm… ¡me juego por, lo que siento, amigo! La persona que sólo vive hoy y no piensa en el mañana es alguien sin esperanzas… , ¡es como estar muerto en vida …!, no entiendo ese modo de vivir.
- Pero a mi no me interesa involucrarme de ese modo. Cada uno en su casa y en su vida
- Ahí esta la diferencia entre tu y yo. No necesito casarme, ni que me mantengan…solamente necesito que me amen, que me quieran como amo y quiero. El tiempo dirá lo que sucederá más adelante pero la esperanza tiene que existir de lo contrario … no va conmigo.. Deseo ser mujer de un solo hombre y que el hombre sienta y piense de la misma manera. Cada uno respetando sus tiempos, valorándose mutuamente. Me conozco, amigo y se que me involucro y no deseo sufrir. Soy romántica, sensible y necesito sentirme querida, amada por el hombre que – aunque cada uno en su casa- sea, mi hombre y yo su mujer. Me agrada que me llame para decirme, para contarme, para mimarme, desearme buenas noches, aunque sea telefónicamente – cuando no puede llegarse a mi- y también , deseo poder llamarlo para decirle cuánto lo amo, cuánto lo extraño y tanto más…
- ¡Ah no!, a mi no me interesa eso. Me siento demasiado abrumado, vigilado
- Por lo tanto, tienes que buscar otro tipo de mujer. Tú necesitas saciar tu sed pero yo…yo no me presto a ello. Es demasiado promiscuo, no me interesa…Haz tu vida y si cambias de parecer – si todavía sigo sola- hablamos
- Pero… ¿me vas a dejar así?, ¡No doy más…!
- Es tu problema amigo, tu me invitaste y no yo. No hay caso…ja ja ja…no has cambiado nada…sigues siendo el mismo soberbio que conocí en el crucero. Con tal de conseguir tus fines un poco más se pones de rodillas.
- ¿Pero quien te crees que eres?
- Lo mismo te pregunto a ti y respecto de mi…jajaja..dímelo tú, ¡embaucador!
- Pero no puedes hacerme esto…
- Ni siquiera acerques tus sucias manos a mi… ¿lo has entendido? Ve a alguna esquina y encontrarás quien te quite los nervios…¡cómo te has equivocado conmigo!...jajaja
- Pero….
- Ni una palabra más….ya me tomo un taxi porque esto no da para más. Gracias por la cena, el show, el baile y el café…También por la charla…¡chauuuuuuuuuu….!





Lilian B. Epstein – Derechos Reservados
------------------------------------------------
Imágen Internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A pesar de todo...!

A pesar de todo...!
Se ha producido un error en este gadget.