Bienvenid@s

Bienvenid@s

Desde el Alma les doy la Bienvenida...!

Es mi deseo que sientan comodidad, calidez y felicidad compartiendo "Desde El Alma" , sin discriminaciones de credos, razas y tanto más ...volcando con cariño lo que cada uno siente, sabe y desea aportar...con mucho respeto, humildad, humanidad, sin competitividad, en paz y con amor...!!

Deseo aclarar que todo lo que leerán en "Desde El Alma"- desde mi- poemas, reflexiones y tanto más ... son de mi autoría, ya que están registrados en la Dirección General Del Derecho De Autor .

En caso de subir material de distintos Escritores- Poetas, artístas Plásticos y otros ... se hará constar el nombre del Autor correspondiente.

"Desde el Alma" es creación de la escritora Lilian Beatriz Epstein Gel quien no acepto el plagio...
Los Derechos de unos terminan cuando comienzan los Derechos de los otros... el respeto es la base de la lealtad, de la cordialidad, de la unión.

Esta línea de conducta es condición irrevocable para ser integrante en... "Desde el Alma"

"Respetar para ser respetado"

"Valorar para ser valorado"

"Ser y dejar ser"


Queridos amigos y amigas...

BIENVENIDO@S ...

siéntanse en su casa...!!


Gracias mil por ser y estar
Denme sus manos ...tomen las mías...!!

Besos y sonrisas muy azules
Lilian


------------------------------




Poemas de mi autoría narrados por el poeta Carles Gova desde Guatemala











Gracias mil amigo...!


miércoles, 26 de enero de 2011

"Vecinas"


Viaje al exterior por razones profesionales y con tiempo había programado mis vacaciones para continuar con mi viaje. Volví a mi lugar de residencia, aproximadamente, tres meses después. Una mañana, mientras estaba cerrando la puerta de mi departamento, ya que me iba a hacer mi caminata habitual, me saluda una señora – estaba esperando el ascensor- a la cual no conocía. Acercándome, también iba a subir al ascensor, la saludo con un -¡Buenos días!
-Vamos, no me digas que ya no me conoces.
La miro y no…no la conozco.
Asombrada quedé cuando me explico quien era…jajaja…era mi vecina de tanto tiempo.
Mientras bajábamos me dio algunas explicaciones de lo que había hecho y el porque.
Se la notaba muy angustiada…pero seguía sin entenderla.
Por lo tanto- y como para seguir la charla- le dije:

- Bueno, por lo tanto, ya estas tranquila.
- ¡No...!se fue igual y no sabes los dolores que tengo.
- ¿Dónde…que te duele?
- Es que cuando me operaron tocaron algún nervio y me duele mucho el labio superior,
la cola y sobre la cintura
- ¡Cómo! …¿que tiene que ver el labio con la cola y la cintura?
- Te explico...yo te había dicho que me iba de vacaciones durante tres meses, ¿recuerdas?
- Si
- Pero no fue así...me hice cirugía de nariz, labios, lipoaspiración…es que tenía un rollito alrededor de la cintura y en las caderas. Me levante la cola y arreglaron las lolas
- ¡Pero….te han vuelto a hacer o has vuelto a nacer… aunque bastante crecidita!
- ¿Tienes tiempo o estas apurada?
- La verdad es que me iba a caminar un rato... ¿por qué?
- Ah...se buena...vamos a la confitería tomamos algo...yo te invito y te cuento bien. Es que no puedo caminar demasiado por el dolor en la cola.
- Bueno…
Yo estaba atónita, todavía no sabía si creerle o no. La reconocía por su voz. En la confitería me siguió contando.
- Cuando me entere que mi marido estaba saliendo con una muchacha muy joven y tome la decisión de operarme
- ¿Pero no hablaste con él para arreglar la situación entre ustedes….estas segura de que él te estaba engañando con otra? Entiendo que de ser así lo tendrían que haber conversado
- En realidad lo conversamos y él me dijo que ya no sentía nada por mi…me dijo que me había dejado estar y que estaba muy vieja.Me dolió mucho cuando me lo dijo
- Y no es para menos…Pero yo me pregunto ¿él dejo de cumplir años?, por que su edad la tiene. ( Mientras le hablaba ella lloraba.)
- Fui una estúpida ya que él ya se había ido y por recuperarlo me fui a una clínica y me hice todas las operaciones que te conté.
- No se que decirte…solo cuenta conmigo si necesitas algo.
- No sabes que mal me siento…por los dolores y por lo que me hizo ese degenerado. Y ni te cuento como están mis hijos y para colmo mis nietos no me reconocen y ni me saludan. Es horrendo lo que estoy pasando. Bueno ya te conté y ahora me voy a la clínica ya que me están haciendo masajes para que el dolor se vaya. Aunque el cirujano ya me ha dicho que todo esto me esta pasando por mis nervios y no tiene nada que ver con las cirugías...todo viene por mi estado anímico.
- Y puede ser .Bueno tu ve al médico y yo me voy a hacer mi caminata.
Nos despedimos .Ella estaba dura...mientras hablábamos apenas movía los labios.
Quede atónita...no podía creer lo que había visto y escuchado. Tal es así que en vez de hacer la caminata me volví a casa.
Cuando entre me fui a la cocina, prepare un café y me senté en el living .Estaba sola y mientras tomaba el café recordaba y me parecía haber visto una película.
Esa mujer estaba de la cabeza... ¿Como se hizo tantas operaciones para recuperar al marido que ya se había separado de ella? Y sí...podría ser...el amor es ciego.
Termine el café, lave la tacita y me fui al baño…jajajajaja…abro la puerta y me veo en el espejo...y sí...estaba frente a mi. Inmediatamente comienzo a mirar mi rostro, buscar donde tengo algún defecto, las arrugas. Mientras me miraba me dije… ¡ni loca me cambiaría ni me retocaría nada…esta soy yo y me siento muy bien con mi cara, mis labios , mi nariz, mi cola y …¡esta mujer enloqueció…es que no es ella ...cambio hasta la expresión! Solamente le quedo su voz y hasta por ahí nomás ya que al no mover mucho los labios también la cambio un poco.
No me cerraba nada de lo que me había dicho. Lo que si era verdad era que se había operado y cambio rotundamente.
Pero… ¿no sería porque había otro hombre en su vida? ¿El marido no se habrá ido porque la pesco a ella?
Aunque…mmmm… ¿que marido, aunque no la ame y solo la quiera, va a aceptar que tome ese riesgo? Bueno, después de todo no era mi problema… pero me había dejado intrigada.
Pasaron los días y no la veía…hasta que... ¡sorpresa! Salgo de mi apartamento y ella esta bajando del ascensor con un joven… muy acaramelados los dos. Era para filmarlos.
Ella tenía 67 años y la cirugía la había rejuvenecido mucho. El muchacho no se si tenía 30 años.
Era casi inevitable no cruzarnos por el pasillo, yo tenía que tomar el ascensor para descender. La verdad es que me sentía bastante incómoda ya que se besaban y abrazaban mientras caminaban hacia mí. Bueno hacia mi porque nos teníamos que cruzar indefectiblemente. Yo no sabía para donde mirar y no era porque me avergonzara de ver una pareja de jóvenes besándose ni, tampoco, si hubiese sido una pareja de personas mayores.
Es que yo sabía bien la edad de ella pero… fundamentalmente quien era ella.
Cuando ya estamos casi rozándonos me mira y le digo:- hola… e inmediatamente me dice: -hola señora ¿como esta?
- Bien gracias.
Sin decir una palabra más, subí al ascensor mientras ellos seguían camino hasta su departamento. Mientras descendía no podía dejar de reírme. Cuando llego a planta baja el encargado me abre la puerta del mismo…sonriendo le di las gracias. De nada señora...me contesta. Seguía riendo y me di cuenta que sólo era por nervios.
No me resultaba gracioso la forma en que esa mujer se engañaba a si misma y el ridículo que hacía frente a todos los que la conocíamos…pero siento fue el modo de descargar la impotencia de no poder decírselo en ese momento.
- Usted se ríe...menos mal que puede porque yo me tuve que contener… no se
olvide que soy el encargado del edificio.
- Perdóneme es que cuando me contesto - no hay de que señora - venía pensando
- en otra cosa y no pude contener mi risa.
- Yo se de que se estaba riendo…bueno me parece, por favor no lo tome a mal.
- No, no es nada...no se preocupe
- Yo también me pongo nervioso cuando entra o sale con el joven. La conozco de tantos años…desde que compraron el apartamento con el marido. Cuando venían los nietos jugaban conmigo. Usted no sabe señora que incómodo me siento.
- Oiga, la verdad es que no la entiendo pero es su vida.
- Pero señora... ¡cuando llego no la reconocí!
- ¿Cómo no la reconoció?
- Es que ellos tuvieron problemas y el marido hace como siete meses que no vive más aquí. Ni siquiera pasa alguna vez. Ella se fue hace como cuatro meses con una cara y un cuerpo…usted sabe que tenía unos kilitos de más…Pero cuando volvió no sabía quien era.
- ¿Pero no tenía alguna venda, o algo en su rostro?
- No señora vino tal cual la ve ahora. Yo estaba sentado en mi escritorio y ella intentaba abrir la puerta del edificio y usted recuerda que se cambiaron las cerraduras. Casi llamo a la policía ya que se quería meter a toda costa…intentaba entrar con la vieja llave y no podía. Le pregunte, sin salir, por el directo al teléfono del portero eléctrico a quien buscaba. Me había olvidado que ellos no tenían las llaves nuevas. Uh...no sabe como se puso...me grito que no sea mal educado y que le abra ya que ella no lo podía hacer y me dio el nombre y el número de apartamento. Antes de abrir, como tengo un teléfono que me había dado el marido…por cualquier cosa ¿sabe?...y lo llame. Le explique lo que pasaba y él me dijo : déjala entrar es mi ex pero debe de estar algo cambiada porque se reciclo toda y¡ se ría el hombre..!!Y bueno…le abrí la puerta y más o menos por la voz la reconocí. Ahí fue que le di las llaves nuevas y le ayude con una valija que traía. Perdone...pero mi señora y yo estamos mal con todo esto. ¡¡Qué pena era una familia tan linda , tan unida ...y los nietitos…aquí no vienen hace mucho ya ¡Seguro que el joven ni debe de saber que es abuela! ¿Usted sabe como hizo para cambiarse tanto?
- Oiga Gervasio...hoy con la cirugía plástica y dinero se cambia la cara cualquiera.
- ¡Pero ella se cambio mucho más que la cara! Ja..ja..ja..huy perdóneme señora.
- No se preocupe...todo esta bien…Bueno me voy porque se me hace tarde .Y me van a cerrar el negocio. Hasta luego…
- Disculpe señora que la demore… pero no sabe que mal me siento cuando la veo entrar con ese joven. Y lo peor es que me ordeno que la llame señorita.
- ¿Qué hago si vienen los nietos, señora?
- Hay Gervasio…la verdad es que le sugiero se lo pregunte a ella ya que, entiendo, le dirá como debe manejarse si ello acontece. Me voy porque no llego… ¡hasta luego…!

Me abrió la puerta del edificio y salí. Ya en la vereda comencé a caminar pero no podía alejar de mis pensamientos lo que había visto y escuchado. Fundamentalmente lo escuchado por el encargado del edificio. Un hombre que cumplía con su trabajo-desde hacía años- pero no era su trabajo cubrir situaciones personales de los propietarios.
¡Qué mal y molesto se sentía! Y…no era para menos.
Y pensar que esta vecina- días atrás me contaba su padecer por querer recuperar a su marido… ¡Qué locura!
¿Qué será de ella? Es que desde aquel encuentro en el pasillo del edificio no la vi más y luego me enteré que se mudo.
Me da tristeza recordarla ya que entiendo que se tenía que sentir demasiado insegura, su autoestima estaba demasiado baja -por el piso- para llegar a hacerse tantas intervenciones para verse bien…Pero, yo me pregunto:-¿se habrá reconocido cuando se miro en el espejo, se sentirá bien con ella misma, qué será de su vida?

Hoy me he puesto a pensar que un edificio de departamentos es una casona gigante y sumamente alta - algunas si otras no tanto- como los conventillos de antaño con la diferencia que son más confortables y modernos pero donde viven personas, familias…eso no ha cambiado. Cuántas vivencias de personas que sólo son conocidas porque se cruzan en los pasillos o ascensores y, tantas veces, ni se saludan. Todos diferentes. Simpáticos y antipáticos, formales e informales, viven tan cerquita unos de otros…más cerca que los familiares sanguíneos y cada uno vive encerrado en su habitáculo (departamento)…unos felices, otros angustiados, impotentes ante lo que les sucede y nadie se entera hasta que ya es tarde.

Que diferente sería si nos pudiésemos ayudar más, si pudiéramos vencer el orgullo, la vergüenza. El ser humilde, comunicativo, solidario… ayuda mucho para solucionar o -por lo menos -sobrellevar momentos no tan agradables.
Mmmm…¡qué impotencia, por favor!
Aunque, cada uno es feliz a su manera….

Dame tu mano…toma la mía…!


Lilian B. Epstein – Derechos Reservados
------------------------------------------------
Imágen de Internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A pesar de todo...!

A pesar de todo...!
Se ha producido un error en este gadget.