Bienvenid@s

Bienvenid@s

Desde el Alma les doy la Bienvenida...!

Es mi deseo que sientan comodidad, calidez y felicidad compartiendo "Desde El Alma" , sin discriminaciones de credos, razas y tanto más ...volcando con cariño lo que cada uno siente, sabe y desea aportar...con mucho respeto, humildad, humanidad, sin competitividad, en paz y con amor...!!

Deseo aclarar que todo lo que leerán en "Desde El Alma"- desde mi- poemas, reflexiones y tanto más ... son de mi autoría, ya que están registrados en la Dirección General Del Derecho De Autor .

En caso de subir material de distintos Escritores- Poetas, artístas Plásticos y otros ... se hará constar el nombre del Autor correspondiente.

"Desde el Alma" es creación de la escritora Lilian Beatriz Epstein Gel quien no acepto el plagio...
Los Derechos de unos terminan cuando comienzan los Derechos de los otros... el respeto es la base de la lealtad, de la cordialidad, de la unión.

Esta línea de conducta es condición irrevocable para ser integrante en... "Desde el Alma"

"Respetar para ser respetado"

"Valorar para ser valorado"

"Ser y dejar ser"


Queridos amigos y amigas...

BIENVENIDO@S ...

siéntanse en su casa...!!


Gracias mil por ser y estar
Denme sus manos ...tomen las mías...!!

Besos y sonrisas muy azules
Lilian


------------------------------




Poemas de mi autoría narrados por el poeta Carles Gova desde Guatemala











Gracias mil amigo...!


lunes, 20 de mayo de 2013

Entrevista a Lilian B. Epstein realizada por Carlos Iván Ontiveros Carivano


Entrevista a Lilian Beatriz Epstein Gel por Carlos Iván Ontiveros Carivano

En exclusiva y por primera vez la escritora uruguaya Lilian Beatriz Epstein Gel nos narra su experiencia después de editar su primer libro “A pesar de todo”
     Lilian Beatriz Epstein Gel nació en Montevideo – Uruguay
Su niñez trascurrió junto a sus padres y hermanas en Montevideo y Punta del Este hasta los 10 años, aproximadamente, luego en Sarmiento – Provincia de Chubut y Puerto Deseado, provincia de Santa Cruz en la Patagonia Argentina. Al fallecer su padre, regreso al Uruguay, a casa de sus abuelos maternos. Ya con 14 años decide regresar a Buenos Aires, donde reside actualmente. Se siente muy feliz de ser madre y abuela. A desempeñando distintas actividades, sin embargo para Lilian escribir es una pasión.
Después de escribir su primer libro y vivir la satisfacción de esta experiencia, Lilian Beatriz Epstein Gel se encuentra a cargo de su blog en la plataforma Bligoo, en la que no solo ha encontrado a una gran familia de amigos, sino que además da rienda suelta a toda su creatividad, a través de las letras escribiendo poemas reflexivos y como siempre ayudando y aconsejando a quien lo necesite pues su carácter alegre y entusiasta la convierten por naturaleza en una gran motivadora.

Lilian un placer darle la más cordial bienvenida a Globedia Internacional.
Muchísimas gracias, me honra el haber sido invitada y su bienvenida

P.-Cuéntenos un poco como nace en Ud. El amor por la escritura.

R.-A decir verdad, me gustó escribir – aunque garabatos - ya que, según me contaban mis padres, siendo pequeñita, todavía no había comenzado el jardín de infantes, quería aprender a escribir; mi hermana mayor y mis padres me enseñaban algunas letras, como se escribía mi nombre, el de mis hermanas, padres. Recuerdo que me habían comprado un pizarrón, con tizas y borrador… y jugando con mis muñecas, las sentaba en el piso, yo era la maestra, y les enseñaba a escribir…jajaja, la inocencia y espontaneidad de los niños es maravillosa.
Considero que antes que yo, los que tomaron conciencia de mi gusto por escribir fueron mis padres. Ya cursando la escuela primaria, desde 2º o 3º grado, cuando me daban un título para escribir una composición, ay, jajaja, no me gusta hablar de mí, pero la verdad es que mis notas eran las mejores. Lo que más disfrutaba eran los temas libres, es que al no tener una guía, una orden para escribir sobre un tema determinado, me podía explayar como quería y según mi sentir al respecto de lo que escribía. Siempre fui muy reflexiva y sobre la base de temas reales conseguía escribir historias que, por lo general, tenían finales felices. Entiendo que después de haber escrito varias composiciones, que me daba como deber mi maestra, en especial cuando eran temas libres, me di cuenta de lo mucho que me agradaba escribir.
Los poemas comenzaron en mi adolescencia, nada extraordinario, pero si… muy sentidos. Al día de hoy llevo escritos cientos de poemas reflexivos, uno que otro un poco más sensual pero…no dejan de ser reflexivos también.

P.- ¿Quién la inspiro o le motivo a escribir?

R.-Mi motivación surgió al escuchar las historias narradas por mi abuela sobre su salida de Polonia, yo apenas era una chiquilla y me encontré con todas aquellas amargas verdades que les tocó vivir no solo a ella sino a toda su familia. Por su parte la familia de mi padre también pasó y vivió esas tristes y dolorosas circunstancias. En mi memoria está grabado el recuerdo de cuando mi abuela materna nos contaba todo lo que pasaron cuando tuvieron que escapar de Polonia… siendo tan niña estas historias me fascinaban y al mismo tiempo me horrorizaban. Recuerdo que después de leer el Diario de Ana Frank comencé a escribir mi Diario Íntimo, allí desnude emociones, sentimientos… por lo que me alegraba, me entristecía, por vivencias propias y por lo que veía, escuchaba o leía.

P.- ¿Cuantos años tenía Ud. Cuando escuchaba las historias narradas por su abuela, sobre su salida de Polonia?, ¿Qué recuerda de todo aquello?

R.-Tendría 5 ó 6 años cuando comencé a escuchar aquellas conversaciones que por demás eran inevitables, jamás se puede olvidar algo como esto. Pero a los 8 años ya preguntaba y me contaban. Pero la que me contaba más era mi abuela materna y, lo que me llamaba la atención es que siempre terminaba con estas palabras: "Todo eso sucedió, pero no debemos ser igual que esos hombres malos, no debemos odiar, no debemos sentir rencor ni despreciar a nadie, como tampoco debemos olvidar todo el horror que se vivió y los millones de seres humanos que murieron tan cruel e injustamente. La humanidad no puede volver a vivir algo así, jamás debe repetirse tal atrocidad ni con los judíos, ni con los católicos, ni con personas de cualquier religión, ni siquiera por las que tienen distinto color, todos somos seres humanos y no tenemos que matar para ser mejores...debemos amar y respetar" recordarlo y rendirles tributo es lo único que hará que sus muertes no hayan sido en vano.
Tanto mis abuelos maternos como los paternos, junto con sus hijos, mis padres y tíos, escaparon desde Polonia, en el año 1938, pocos días antes de la Noche de los Cristales Rotos no recuerdo el nombre del barco en el que viajaron, pero fue así como finalmente pudieron, entre la nostalgia y el llanto llegar al Uruguay donde comenzaron su nueva vida.



P.- Sin embargo dejaron familia que lamentablemente murió en los campos de concentración, ¿Cómo lograron escapar y de qué forma le afecto, escuchar todo aquello?

R.-Cuando mi abuelo materno se dio cuenta de lo que se estaba preparando en contra de los judíos, viajo solo, para buscar un país donde poder trabajar, tener un techo y así traer a su familia. Llego a Buenos Aires - Argentina, y como era sastre, trabajo en una importante sastrería hasta que tuvo la posibilidad de viajar al Uruguay, donde se instaló en Punta del Este, abriendo su propio negocio, tienda de ramos generales y sastrería con vivienda. Las cosas ya estaban muy mal para los judíos y el abuelo avisó a mi abuela que tomase el primer barco con sus hijos y toda la familia que pudiese escapar, que no llevase nada material, solamente lo puesto, los documentos y la familia.
Así fue que el papá de la abuela - mi bisabuelo, que era Rabino, no sé cuál fue su estrategia que metió, si así como lo expreso, metió a toda la familia en el barco, todos sus hijos, nietos, yernos también a amigos con sus familias, entre ellos estaban mis abuelos paternos, mi padre y su hermano - mi tío - y él con la bisabuela se quedaron en Polonia donde fueron muertos en Auschwitz, campo de concentración.
Por supuesto que quedó mucha familia allí, mis bisabuelos paternos, salvo sus hijos y nietos, toda la familia de mi padre fueron muertos en los campos de concentración como también, el papá y la mamá y toda la familia de mi abuelo materno.
A mis bisabuelos, tanto maternos como paternos, los conocí por fotos que trajeron escondidas entre la ropa que llevaban puesta. Recuerdo que mi abuela materna contaba que había conseguido llevar dos jalá (es un pan trenzado ancho y alargado) los cuales había horneado su madre - fue todo lo que tenían para comer durante, aproximadamente, el mes que duro el viaje... la abuela iba racionando las jalá, para que todos tengan una miguita, aunque mas no sea, todos los días, es lo último que recibió de mi bisabuela junto con muchas lágrimas, besos, abrazos...se despedían para siempre ya que sabían lo que les sucedería....la abuela contaba que uffffffff, es horrendo recordar cuando me lo contaba, siento un tremendo dolor, despedirse para no volver a verse jamás por saber que iban a morir... por más que imagine ese momento ..mmm... puedo asegurar que, aunque las lágrimas corren, en este momento por mi rostro, solamente el que lo ha vivido puede sentirlo, como lo siento ahora al recordar todas esas historias que nos narraba mi abuela Pola - así se llamaba - cuando me lo contaba, ese dolor, esa marca, esa herida que, no dudo, se la ha llevado a la tumba, como todos los que han sobrevivido a... no se ni como calificarlo, fue y sigue siendo, de solo pensarlo, tan espantoso, terrorífico... que no encuentro la palabra para tanta desesperación, crueldad...

P.- ¿Cómo analiza Ud. Hoy en día esos sucesos que también marcaron la vida de miles de personas?

R.-Para mí, que lo sé por lo que me ha contado mi dulce y querida abuela, que he visto tantas personas con números tatuados en sus brazos, que he escuchado gritar a tantas otras, mientras dormían y despertaban aterrorizadas... mi análisis es preguntarme y preguntar a los que discriminan: ¿Es un delito el que haya personas que profesen la religión judía?
Somos seres humanos como otros que profesan otras religiones.
Lo que más dolor e impotencia me hace sentir es que todo lo pasado no haya hecho recapacitar, reflexionar, después de tanto dolor, terror y tanto más... Que por distintos motivos, ya sean religiosos, racistas, políticos, el poder por el poder mismo, se siga sembrando el terror, el hambre, el dolor, la miseria, la muerte...es que de esa siembra se cosecha más de lo mismo o peor.
Para los que creen en un ser superior, yo creo en ello, con todo respeto para los ateos, agnósticos..., ¿creen que Dios está contento por lo que está sucediendo a nivel mundial?
Tengo mi teoría personal al respecto, y es la siguiente:
Dios puso al hombre y a la mujer en la tierra - sin entrar en detalles religiosos - no para que se maten ente ellos sino para que vivan en paz y con amor. Cada ser puede profesar distintos credos y, si no estoy equivocada, todos invocan a Dios, ¡al amor de, por y para Dios!, por lo tanto... seamos y dejemos ser, el respeto de los unos por los otros es fundamental, no se debe pregonar lo que no se va a cumplir por el sólo hecho de quedar bien o por ganar un lugar, un espacio, el poder.
Debemos ser respetuosos, responsables, preocuparnos y ocuparnos, sin importar su credo, raza, de la salud, la calidad de vida, de los niños...ellos serán los mayores del mañana,también de los mayores y ancianos...ellos son la experiencia y todos juntos raíces, tronco y follaje... los fuertes y frondosos árboles que forman el bosque...el mundo, ¡nuestro mundo!
Nadie es indispensable pero todos somos necesarios, una mano lava la otra y las dos lavan la cara...No discriminemos, no dejemos tan destructivos precedentes a nuestros niños. Con el ejemplo se enseña, para bien o para mal. Seamos ejemplificadores del bien, del respeto, de la no discriminación, de la paz, del amor, del honor por ser auténticos y honestos seres humanos.

P.- ¿Qué opina Ud. De los procesos de pacificación que se realizan en favor de la paz en medio oriente?

R: - Ruego por ello… porque la paz sea un hecho y no se tenga que negociar nunca jamás, que sea por siempre, en medio oriente… ¡en el mundo!
  P-.-Sabemos que además de escritora y poeta le encanta el trabajo social y que colabora de manera voluntaria con algunas instituciones, cuando así se lo proponen. Háblenos un poco de cómo ha sido esa experiencia.

R.-En honor a la verdad, y como lo llevo en el alma, he trabajado como contenedora terapéutica, de forma voluntaria, con personas de la tercera edad, que por distintas circunstancias o enfermedades, experimentan lo que clínicamente conocemos como depresión, miedo a la soledad y al abandono; recuerdo a un amigo que me llamo desde otro país, explicándome por el momento que estaba pasando un conocido y me pedía permiso para darle mi teléfono, ya que estaba padeciendo tanto con su madre que necesitaba ayuda, inmediatamente acepté y nos despedimos. Pasaron los días y este señor me llamo, después de presentarse, pedirme disculpas por la molestia y agradecerme el que lo escuchara…me contó lo que sucedía con su madre, quedé en visitarlos al otro día como a las 8 de la noche, sin embargo el me llamo y me pidió vernos antes. Así que quedamos de acuerdo y nos conocimos al siguiente día en la tarde, lo que nos permitió hablar sobre la experiencia que estaba viviendo en ese momento y lo difícil que le resultaba ver a su mamá en ese estado, fue entonces cuando me contó que un amigo en común le había hablado de mí y que me contactaría para que le ayudara en todo lo que pudiera. Yo le sonreí indicándole que no había problema, me di cuenta que en verdad lo que el más necesitaba era apoyo moral. Quedamos de acuerdo que me esperaría en la puerta del edificio, donde vivían, que yo estaría allí cerca de las 8 y 30 de la noche. Y así fue, a las 8 y 30 en punto llegue, él ya estaba esperándome muy nervioso, así que lo tranquilicé, me puso al tanto de cómo estaba la situación en ese momento, ya más calmado, acordamos una estrategia y subimos. Le había pedido que me presentara como una amiga que quería mucho y que entrara antes que yo. Así lo hizo y me acerqué a su madre – me miraba sonriente – la salude con un fuerte abrazo y un beso en la mejilla, a su lado se encontraba una señora que trataba de darle de comer a lo que ella se negaba. Me senté a su lado, su hijo me invitó con un vaso de gaseosa el cual acepté y hablando de – como dicen por ahí – bueyes perdidos, disimuladamente tome el plato con los cubiertos y, sin dejar de hablar y reír le fui dando su comida…jajaja…me alegré mucho cuando de pronto… ¡el plato quedó vacío!, el hijo no salía de su asombro, y más cuando trajeron el postre del cual no dejo ni una miguita… El problema se suscitó porque no quería que me fuese, hable un poco más con ella, la ayude a acostar, le prometí volver al otro día – cosa que hice – y me fui. Note cuanto temor tenía de ser abandonada, lamentablemente, ya se ha ido, pero felizmente sin miedos. Recuerdo con especial cariño los momentos que compartí con ellos. He bailado y cantado en geriátricos, me he quedado escuchando historias de vida, etc. Trato, siempre de motivar y ayudar en todo lo que me es posible. También lo hago con jóvenes con problemas de Bulimia y Anorexia. Creo que siempre debemos estar dispuestos a ofrecer una mano amiga a quien lo necesite, y cuando me lo piden, pues encantada colaboro en todo lo que puedo, lo cual es sin duda sumamente satisfactorio… el dolor del ser humano, por los motivos que fueren, debe ser escuchado con mucho respeto, atención y buena disposición… A pesar de que se pueda o no estar de acuerdo conmigo, convengo que nada es porque sí o porque no. La perfección no existe y la razón absoluta tampoco, pero si podemos, después de escuchar, dialogar y así hacer sentir mucho mejor al que, por distintas circunstancias se siente solo/la, con su autoestima baja y tanto más, estaremos propiciando cambios muy positivos en la gente. Creo que a veces la gente lo único que necesita es que la escuchen. Es de ahí, de donde se desprende la necesidad de ayudar y apoyar al que lo necesita, muchas veces la gente se siente perdida y deprimida y no logran salir de esa depresión, pero una sola palabra de aliento y de solidaridad puede significar mucho en la vida de una persona.
Debemos capitalizar experiencias, sentirnos seguros y en paz con nosotros mismos, eso nos ayudará a no solamente quedarnos con las buenas, las que nos han hecho feliz, también las otras…esas que nos han hecho sufrir, que nos han causado dolor, pasarlas a positivo para no volverlas a repetir, y así seguir el camino de la vida, sorteando las piedras que puedan encontrarse, y saber que podemos tropezar pero no debemos caer y…en caso de caer... levantarse y seguir… solos o acompañados, todo está en nosotros mismos, en nuestro espíritu, en nuestra actitud, debemos ser positivos/as… no importa la edad cronológica que tengamos, debemos vivir el hoy y pensando en mañana…nos queda mucho camino por recorrer.

La primer y gran
emoción fue cuando
escribí la palabra FIN
           P.- ¿Por qué escribió su libro?
R.-Porque deseaba ayudar a otras personas que pudiesen verse identificadas con la protagonista. Es, lamentablemente, un tema bastante frecuente en nuestros tiempos.

P.- ¿Cree que en gran parte conocer todas estas terribles experiencias vividas por su familia, y luego las que le ha tocado vivir a lo largo de todos estos años finalmente le llevaron a escribir este libro con ese estilo reflexivo, de auto ayuda, si se quiere?
Todo surgió a raíz de vivencias propias y ajenas, las que me dolían mucho, ya que notaba como individuos que, solamente piensan en ellos, muestran una cara cuando - en realidad - no tiene nada que ver con lo que verdaderamente son. Esos que abusan y usan con manipulaciones el amor, el cariño, la buena fe de las personas que han confiado, creído en ellos, siendo desleales, infieles, burlándose, agrediendo, maltratando, una vez que consiguen lo que desean.
Quería ayudar al prójimo, a esas personas que han o están pasando por esos momentos, hacerles saber que no deben quedarse al lado de esos individuos, que deben reflexionar, no tener vergüenza ni miedo de denunciar, si es necesario, debido a que les han borrado su estima y no debe ser así. Quise decir, muchas, muchísimas veces pero no me dejaron, por tal motivo, dije mediante la palabra escrita.
“A pesar de todo…!”, mi primer hijo de letras – así lo llamo porque así lo siento – no me fue fácil escribirlo… ya que emocionalmente me afectaban mucho, algunos episodios, muy dolientes por cierto, los escribía y luego me tomaba una o dos semanas para reponerme y así poder seguir…pero jamás pensé que lo iba a sentir un logro tan importante para mí, no como escritora pero si como ser humano, como persona.
En síntesis… “ A pesar de todo…!” es un grito al mundo, para que todas las personas que sientan – por distintos motivos – que todo se ha derrumbado, que todo está perdido, que la vida no tiene sentido sepan que “A pesar de todo…¡ se puede!

P.-Háblenos un poco de cómo fue ese gran día. ¿Qué sintió al ver su libro publicado y cuales han sido los resultados de esa experiencia?


R.-No fue solamente un gran día, fueron muchos más.
La primer y gran emoción fue cuando escribí la palabra FIN, no lo podía creer, me parecía que en algún lugar había dejado algo que extrañaba y no lo había escrito… Sentada frente a mi computadora leí y releía una y otra vez la palabra FIN, mientras en silencio me preguntaba que me estaba sucediendo, que es lo que estaba sintiendo…mis lágrimas saltaban de mis ojos, ¿alegría, tristeza, que?; ahí comprendí que ya estaba extrañando todo lo que me había acompañado, durante tanto tiempo. Coloque un CD y lo grabé, y luego otro más, lagrimeando y sonriendo, a la vez, los tome entre mis manos, como si fueran dulces criaturas, guarde mi archivo y apague la computadora. Coloque cada CD en un sobre y de pronto me doy cuenta que había estado escribiendo desde las 10 de la mañana del día anterior sin ingerir bocado y ya eran las 9 de la mañana del siguiente día. Estaba atontada, me di una ducha, prepare y tome mi desayuno, la emoción me invadía y el sueño, el cansancio también, pasé por el escritorio y con mucha suavidad, como acariciándolos, tomé los dos sobres –dentro los CD – entré a mi dormitorio, abrí mi cama, me acosté, coloque los mismos bajo mi almohada y sin soltarlos me dormí. El timbre del teléfono me despertó, era mi hija mayor, media dormida la atendí y se asustó porque pensó, por mi voz, que no me sentía bien. La tranquilicé explicándole el motivo por el cual estaba tan dormida siendo las 4 de la tarde. Se emocionó y alegró tanto como yo, me felicitaba, me pedía que no me pusiera nerviosa, que disfrutara que no llorara que ría, que había logrado lo que me había propuesto y que se sentía muy orgullosa de ser mi hija.
Mi segundo gran día fue cuando concurrí al Registro de la Propiedad Intelectual – Derechos de autor, llené los formularios correspondientes, colocaron en un sobre marrón mi CD, lo lacraron y me entregaron la constancia y… qué ganas tenía de decirle al funcionario, cuando se lo llevaba para guardarlo, ¡cuídelo, trátelo bien, lo quiero mucho!

Tercer gran día, cuando entregué otra copia para que lo editen.
Cuarto gran día, cuando lo tuve terminado, listo para lanzarlo, en mis manos, por Dios, ¡como lo abrace y besé… había parido mi primer hijo de letras y que lindo lo veía
Quinto gran día, entrar a la Feria del Libro como escritora para presentar mi adorado hijo de letras… ¡indescriptible sensación!
Mis hijos, familia, amigos y amigas que conocía en la distancia, iban llegando, besos, abrazos, sonrisas, fotos y… cuando siento que invitan, por alto parlante, a acercarse al stand para presenciar el lanzamiento del libro “A pesar de todo…!” de la escritora Lilian Beatriz Epstein Gel, y así poder adquirir el ejemplar con su dedicatoria… Ya sentada detrás de un escritorio y frente a mi… los ejemplares de mi libro, no podía creer cuando, personas desconocidas, se acercaban a comprar mi libro, me felicitaban y agradecían el que lo haya escrito y estuviese para entregárselos personalmente y con mi dedicatoria.
Jamás olvidaré las caritas de mis hijos, nietos…estaban felices, jajaja, es que sentían que su abuela era sumamente importante, es maravillosa la inocencia de las criaturas…a cada persona que se acercaba y tomaba el libro en sus manos… mi nieta, estaba allí, los miraba y les decía: -Mi bobe es la escritora, lo escribió…parecía un disco rayado…jajaja
Como tampoco olvidare mi primer ejemplar vendido, un joven que lo miró con cariño y esperanza, me lo entrego para que se lo dedicara y le pregunté cuál era el motivo por el cual lo quería leer, me contestó que se lo quería regalar a una persona que, sabía, la ayudaría y le haría mucho bien, me contó que había llegado de Perú y en unos días más volvía a su país. Después de dedicárselo, besé mi libro, siento que me despedí de él pidiéndole que cumpliera su buena misión, abrasé al joven deseándole mucha suerte y se lo entregué.
Otro momento muy especial y emocionante fue, un día, en el que llegaban ómnibus con estudiantes, estaba entregando un ejemplar a una señora y escucho…es ella, la escritora de Internet, eran jóvenes de unos 15 años aproximadamente, acompañados por maestros o profesores. Cuando levanto la vista noto que son no videntes y una jovencita, estaba parada frente al escritorio tratando de llegar a tomar uno de los libros, - hola, le dije, quieres sentirlo?, déjame tomarte las manos para que tú lo puedas sostener, uno de los profesores le pedía que siguiera con todos y no me molestara. - No me molesta, puede quedarse y preguntarme lo que desee, déjela, por favor. Me agradeció tanto él como la muchachita, ahí se quedó conmigo y me pidió que le contara lo que encerraba en esas tapas, más o menos le fui explicando, le leí el prólogo, le dedique el libro y se lo regale... me pidió permiso para tocar mi cara, algo impresionante…con sus manos iba recorriendo cada parte de mi rostro, llegó el profesor, feliz le contó y le mostró el regalo y él prometió leérselo ya que no estaba escrito en sistema Braille. Un momento sumamente movilizante, por cierto.
También la llegada de amigas y amigos que no conocía personalmente, sólo en la distancia, como también, los emotivos comentarios que me legaban por e-mail y personalmente. De un stand vecino se acercó la titular de la librería que exponía a distintos autores, me saludo y felicitándome por el logro y el éxito obtenido ya que, según me comentaba, no había visto en años tanta gente alrededor de un escritor y que, prácticamente, todos se llevaran un ejemplar, tal es así que fue a la caja, abonó y acercándose me pidió que le dedique uno ya que no podía dejar de leerlo, jajaja…me decía que algo mágico había en mis letras…uffffff…¡qué emoción, por favor!

El orgullo, la satisfacción de mis hermanas… ¡cómo hubiese querido tener a mis padres y abuelos conmigo en ese momento!, aunque siento que me estaban viendo y festejando desde donde se encuentran.

Había momentos en que ni yo misma me creía estar viviendo tamaña realidad.
Una mujer que se dedicó a criar a sus hijos, decorar, ordenar, su casa, preparar ricos platos para el desayuno, almuerzo, merienda y cena, preocuparse y ocuparse de su trabajo, de lo cotidiano, la que estuvo en el nacimiento de sus nietos, los que disfruta con muchísimo cariño, dulzura, amor; una mujer como cualquier otra, la que rió, lloró, se alegró, sufrió como tantas mujeres, de pronto… un buen día decidió escribir, editar y lanzar un libro con el fin de decir, por sus vivencias, por lo que escuchaba y/o, veía para ayudar al prójimo…esa mujer no sabía si estaba soñando o todo era realidad y esa mujer era y soy yo… no hay nada que hacer, “A pesar de todo, se puede…!”

P.- ¿Piensa editar pronto un nuevo libro?, ¿Está entre sus planes futuros?

R.-Sí, está en mis planes, tengo dos terminados y registrados y estoy en la terminación del tercero.
Sé que me llevara tiempo, después de finalizarlo, tomar la decisión para editar uno, debido a que amo a los tres.

P.- En la actualidad maneja su blog “Un Mundo en Paz y con Amor, Sinfonía de Emociones” en la conocida plataforma Bligoo. ¿Cómo ha sido su experiencia en este importante medio de comunicación?
Mi experiencia en Bligoo es muy enriquecedora, ya que he conocido- en la distancia, virtualmente - personas muy interesantes. Es muy satisfactorio compartir con tantos y buenos talentos que van integrando esta plataforma… Es importante hacer hincapié en...virtualmente, ya que si bien así nos hemos conocido ya no los siento virtuales sino amigos y amigas de corazón, alma y ser, a pesar de las distancias geográficas.

P.- ¿Qué opina de los nuevos talentos?
R.-En algunos casos quedo sorprendida por la calidad de poemas, relatos, y tanto más que voy leyendo.

P.- Para finalizar cuál es su mensaje para todos los que la conocen a través de su libro “A pesar de todo” y de su blog en bligoo “Un Mundo en Paz y con Amor, Sinfonía de Emociones”

R.- Mi mensaje a los que me conocen a través de mi primer hijo de letras, “A pesar de Todo…!”, les digo que si se sienten – por distintos motivos - dudosos, un poquito tristes, destratados, solitos…no lo dejen archivado, que lo busquen y lo lean nuevamente y…los que me conocen a través de “Un Mundo en Paz y con Amor, Sinfonía de Emociones” en la plataforma de Bligoo, que sigamos juntos en este camino donde la Sinfonía de Emociones de cada uno nos ha dado la posibilidad de conocernos cada día un poquito más, que los y las quiero mucho, que mi mano siempre tendida esta y seguirá estando junto con mis besos y sonrisas muy azules hasta el día que mis ojos se cierren para no despertar más… a todos, toditos y toditas… ¡Gracias mil por existir
http://lilianbeatriz.bligoo.com.ar/
Y a usted, Carlos Iván, agradecerle infinitamente por este reportaje que me ha remontado a épocas tan queridas y emocionantes, en el que he desnudado, muy gustosa y cómoda, parte de mis vivencias y sentir.
Nuevamente, gracias mil
Besos y sonrisas muy azules
Lilian

Y así nos despedimos de Lilian, quien nos deja contagiados de su amor y talento en esta entrevista
maravillosa en la que a través de su sonrisa nos recuerda que “A pesar de todo” si se puede.


Se les quiere

Hasta la próxima


Carlos Iván Ontiveros Carivano
Reservados todos los derechos de autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A pesar de todo...!

A pesar de todo...!
Se ha producido un error en este gadget.